RYANAIR TRABAJA CON LOS MÁS ALTOS ESTÁNDARES DE SEGURIDAD GRACIAS A SUS INGENIEROS

08 Jul 2020

Durante el confinamiento, los ingenieros de Ryanair trabajaron todo el día para asegurar el mantenimiento de su flota

El confinamiento provocado por el Covid-19 supuso un reto único para los ingenieros de Ryanair. Con los cielos europeos preocupantemente tranquilos mientras la industria de la aviación se detenía, el Director de Ingeniería de Ryanair, Karsten Muehlenfeld, tuvo que idear un plan para mantener su flota de 460 aviones Boeing y 20 Airbus-320.

Ryanair opera normalmente más de 2.500 vuelos al día, y es trabajo de los ingenieros inspeccionar los aviones durante la noche antes de que vuelen. Sin embargo, las restricciones de viaje impuestas por la UE supusieron un gran desafío para el equipo de técnicos debido a que un avión de pasajeros no puede dejarse inactivo durante 3 meses, -su mecánica y sus sistemas operativos deben ser inspeccionados regularmente-.

Para el correcto mantenimiento de la flota, el equipo de ingenieros de Ryanair realizó inspecciones visuales cada dos días y pilotaba los aviones cada quince días, asegurándose de que todos los sistemas funcionaran al máximo.

Otra de las prioridades para asegurar la vuelta a la actividad de Ryanair, el 1 de julio, era garantizar la calidad del aire en las cabinas de los aviones a través de los filtros de aire de partículas de alta eficiencia (HEPA) en toda la flota de Ryanair. Los filtros HEPA están diseñados para eliminar más del 99% de los microbios transportados por el aire de la cabina, incluidas las gotitas de SAR-CoV-2, y para limpiar continuamente el aire a bordo. Como resultado, el aire de la cabina es comparable con el ambiente estéril de un quirófano de hospital.

Además, los aviones de Ryanair se limpian a fondo diariamente con un fluido que asegura que las bacterias y los virus como el Covid-19 no puedan mantenerse en ninguna superficie de los asientos y compartimentos superiores. El desinfectante utilizado es efectivo durante más de 24 horas.

El equipo de ingenieros de Ryanair trabaja al máximo para garantizar la salud y la seguridad tanto de los pasajeros como de la tripulación a bordo de todos los vuelos de la aerolínea. Gracias a su dedicación durante el período de inactividad, la flota de Ryanair vuelve a volar con los más altos estándares de seguridad.

 

Karsten Muehlenfeld, director del equipo de ingenieros de Ryanair,  ha declarado:

“El confinamiento provocado por el Covid-19 presentó muchos desafíos para el equipo de ingeniería de Ryanair. Pensamos mucho en cómo mantener nuestros aviones con los más altos estándares de seguridad, lo que incluía tanto inspecciones visuales cada 2 días como vuelos de prueba cada quince días para asegurarnos de que todos sus sistemas funcionaban correctamente.

Nos aseguramos de que todos nuestros aviones estuvieran equipados con filtros HEPA, que eliminan el 99% de las partículas en el aire, incluyendo las gotas de SARs-CoV-2. Además, nuestras cabinas se limpian diariamente con un fluido que asegura que las bacterias y los virus no puedan sostenerse en las superficies, efectivo durante más de 24 horas. 

Con nuestra vuelta a los cielos, esperamos poder transportar a los pasajeros de Ryanair por Europa en nuestros aviones de última generación que operan con los más altos estándares de salud y seguridad”.